Mes: diciembre 2014

Exigimos a Bankia la condonación de la deuda de María Jesús

Nuestra compañera María Jesús acudió al Grupo de Vivienda de Chamberí hace meses, preocupada por una deuda contraída con Bankia que, ante la imposibilidad de hacerle frente con su sueldo de 800 € de su trabajo como limpiadora, Bankia ejecutaría contra su única propiedad: un pequeño piso en la zona de Arapiles, barrio de Chamberí, que es la vivienda habitual de María Jesús. Enfrentados a la posibilidad de que María Jesús perdiera la que es su vivienda habitual, desde Vivienda Chamberí optamos por apoyarla y empezar las visitas tanto a su sucursal como a Celenque, pidiendo la condonación de la deuda para que un error del pasado no lastre toda la vida de nuestra compañera.
 
María Jesús, en efecto, cometió un error hace años, uno de esos por los que las personas pagan el resto de sus días mientras que la banca, cuando hace lo mismo, encuentra rescates y segundas y terceras oportunidades. En lo alto de la burbuja inmobiliaria y mal aconsejada por un familiar que a su vez era empleado de Bankia, dio la entrada de dos pisos en la playa almeriense pensando que podría venderlos fácilmente. Nadie en Bankia la advirtió sobre la posibilidad de que no pudiese pagarlos, ni sobre que aun sin poner como aval su casa habitual, el banco podría ir a por ella si María Jesús se mostraba incapaz de pagar las dos hipotecas contraídas. No sabemos dónde estaba el equipo de riesgos del banco, que consideró que nuestra compañera podría pagar no una sino dos hipotecas con su exiguo sueldo que no llegaba a mileurista. 
 
La burbuja inmobiliaria estalló y María Jesús vio cómo los dos apartamentos no se conseguían vender y ella tampoco era capaz de mantenerse al día en sus cuotas hipotecarias. Finalmente tuvo que decidir: o comía y pagaba luz y agua en su vivienda habitual, o pagaba las hipotecas contraídas. Obviamente eligió comer.
 
María Jesús enseguida renunció a sus apartamentos playeros. Viendo que había sido mal asesorada y que Bankia iba a quedarse con ellos, sólo una cosa le preocupaba: no quedarse con una deuda que le imposibilitara una segunda oportunidad en su vida. Que su error no lastrase su vida entera. Y comenzó a pedir la dación en pago: “Quedaos con los apartamentos, pero no me quitéis mi casa”, era su obsesión. Tal era su buena voluntad que cuando Bankia le exigió que se pusiera al día con los pagos del IBI y de la comunidad de los dos apartamentos, prometiendo estudiar la dación en pago a cambio, nuestra compañera buscó debajo de las piedras y consiguió 6.000 euros para pagar todo (incluso pagos que le correspondían al banco, porque uno de los inmuebles ya se había subastado a favor de Bankia años atrás). Pero la respuesta a la dación fue negativa.
 
Entonces fue cuando María Jesús nos conoció y empezó, ya respaldada por nuestro grupo, un nuevo intento de negociación. Con los apartamentos ya subastados, sólo nos quedaba la opción de la condonación de la deuda, para que esta no persiguiera a nuestra compañera hasta el infinito y más allá. Visitas a su sucursal, visitas a Celenque, solicitudes de condonación que no recibían respuesta… y mientras, alguna llamada del banco amenazando con ejecutar la deuda sobre la única propiedad de María Jesús: su pequeña vivienda habitual en Arapiles, Chamberí
 
La situación actual es que Bankia ofrece condonar la deuda de nuestra compa si ésta paga 20.000 euros como costes de dicha condonación. Con su sueldo de 800 euros mensuales, ésta sigue siendo una cantidad demasiado alta para María Jesús. Por eso continuamos con las negociaciones, a pesar de que por parte de Bankia hay prisas y amenazan con abrir el proceso contra la vivienda habitual de María Jesús si en quince días no se han hecho entrega de esos 20.000 euros que solicitan.
 
Por eso, os necesitamos. Este jueves 18 de diciembre por la tarde, si no hemos conseguido renegociar con Bankia una cantidad que nuestra compañera pueda asumir, haremos una nueva visita a la sucursal de María Jesús, sita en la calle Algorta, 8, en el municipio de San Fernando de Henares. Para tener más fuerza en esta visita, os necesitaríamos a los grupos de vivienda y PAHs cercanas, que ya en ocasiones anteriores nos habéis ayudado. El punto de encuentro sería el jueves 18 a las 17h en la salida del Metro “Henares”. Y también queremos lanzar previamente una campaña de llamadas a la sucursal para que todas las que podáis llaméis mostrando vuestro interés por la situación de la condonación de la deuda de María Jesús. La campaña tendría lugar el martes 16 por la mañana, el teléfono de la sucursal es el 916601900 y querríamos que todas las que pudierais llamarais para preguntar por la situación y exigir con nosotras que condonen la deuda que María Jesús Cortinas, nuestra compa, tiene con Bankia. 
 
Porque un error no puede ser cargado sobre los hombros el resto de la vida, porque si María Jesús se equivocó también lo hizo el banco que le concedió los créditos hipotecarios, porque nuestra compañera no quiere ya sino salvar su residencia habitual de las garras de una Bankia avariciosa a la que nada le basta.
 
Pero nuestra compañera, como todos nosotros, no está sola. Y solo no puedes, pero con amigos sí. ¿Contamos con vosotros/as?
 
(Os pedimos que esteis atentos a nuestras redes sociales, ya que si consiguiéramos que Bankia se aviniera a negociar antes de este jueves, suspenderíamos la visita prevista para ese día).
Anuncios